Algunos problemas que pueden ocurrir al encuadernar un libro y que pueden llegar a generar reclamaciones de los clientes pueden llegar a minimizarse si el encuadernador conoce el comportamiento de los adhesivos que está utilizando.

Realmente el operario que está en una máquina de encuadernación no puede modificar la formulación del adhesivo hotmelt para poner en cada tipo de papel o cada formato de libro, pero tiene una herramienta importante que si puede modificar para adaptarse lo mejor posible y obtener una encuadernación muy aceptable: la temperatura del adhesivo.

Cada adhesivo está diseñado con unas características diferentes, algunas de las más importantes son:

  • Viscosidad
  • Punto de reblandecimiento
  • Tiempo de pegado inicial (setting time)
  • Tiempo abierto (open time)

Si seleccionamos un adhesivo hotmelt muy rápido o lo que es lo mismo de tiempo abierto muy corto por ejemplo nuestra Goma Soli L-94 y en verano con una temperatura ambiente elevada (30-40ºC) nos funciona bien cuando la máquina encuaderna a 5000 libros/hora, entonces se suele pensar que ya tenemos definido el adhesivo adecuado y que no hemos de preocuparnos más de ese tema.

Esto no es exactamente así, existen otras variables durante la encuadernación que nos pueden generar libros encuadernados de forma incorrecta.

Algunas de estas variables son:

  • Velocidad de encuadernación.
  • Temperatura ambiente variable durante las diferentes épocas del año.
  • Tipo de papel, gramaje del papel, barniz.
  • Si es fresado, el estado de las fresas y fresolines.
  • Cantidad de adhesivo aplicado.
  • Si el lomo es muy ancho o muy estrecho.
  • Paradas de máquina inesperadas.

Vamos a intentar explicar porque estas variables pueden causar problemas de encuadernación si no se toman las medidas adecuadas y como deberíamos modificar en los parámetros de la máquina de encuadernación para evitarlos.

Velocidad de encuadernación

Si utilizamos el mismo adhesivo hotmelt citado anteriormente (Goma Soli L-94) para diferentes velocidades de máquina, se tiene que tener en cuenta que al modificar las condiciones estamos modificando el tiempo abierto del adhesivo.

Si hemos de encuadernar un libro muy grueso y eso nos obliga a disminuir la mucho la velocidad de encuadernación, (por ejemplo a 1500-2000 libros/hora), con un adhesivo muy rápido, el tiempo que transcurre desde que aplicamos el adhesivo hasta que ponemos la tapa y presionamos contra el lomo, lo que ayuda a que el adhesivo penetre correctamente entre los pliegos del papel o en las zonas fresadas nos ha aumentado al doble o un poco más.

Eso implica que si el tiempo abierto de ese adhesivo nos iba perfecto en verano cuando encuadernamos a 5000 libros/hora, en esas nuevas condiciones puede ser que ya se haya enfriado lo suficiente y la penetración del adhesivo sea muy baja ya que al presionar estará duro y espeso y no penetrará correctamente entre los pliegos o en las zonas fresadas.

En definitiva: Hemos sobrepasado el tiempo abierto del adhesivo. ¿Qué debemos hacer en estos casos? Simplemente hemos de aumentar la temperatura de aplicación del adhesivo, de esa manera aumentamos el tiempo abierto del adhesivo y así compensamos el tiempo extra que tardamos en poner la tapa al disminuir la velocidad de producción. Con aumentar 10-15ºC suele ser suficiente. O podemos elegir un adhesivo un poco más lento, como podría ser la Goma Soli L-90-B, pero realmente no sería necesario.

Temperatura ambiente variable durante las diferentes épocas del año.

Problemas de adhesivado hotmelt en invierno Problemas con el adhesivado hotmelt en temperaturas altas

Las temperaturas extremas en invierno y verano influyen en el adhesivado hotmelt en encuadernación de libros.

Si las instalaciones no están aclimatadas a una temperatura constante, lo que es bastante habitual, este efecto influye en el tiempo abierto del adhesivo.

A igual temperatura de aplicación del adhesivo hotmelt, en verano en condiciones de temperatura ambiente alta, el adhesivo tardará más tiempo en enfriarse, mientras que en invierno con temperaturas interiores de la nave bastante inferiores, el adhesivo aplicado en la máquina se enfría bastante más rápido. Por tanto, se nos modifica el tiempo abierto.

Lo recomendable es modificar las temperaturas de aplicación de verano respecto a las de invierno, por ejemplo si en invierno aplicamos a 175ºC, en verano deberíamos bajar unos 10ºC, es decir a 165ºC, esto siempre que dentro de la instalación haya diferencias de temperaturas notables.

Tipo de papel, gramaje del papel, barniz.

El tipo de papel, el gramaje (g/m2) y si el papel es barnizado o estucado, hace que la absorción del papel sea diferente y el adhesivo penetrará más en un papel estándar y de buena absorción que en los estucados o barnizados donde habitualmente disminuye la absorción.

En papeles más difíciles (satinados, barnizados o muy impresos) es conveniente subir la temperatura del adhesivo hotmelt hasta los 180-185º C para garantizar la perfecta penetración en el papel que es más difícil debido a los tratamientos del papel. El adhesivo es más fluido y puede penetrar mejor a pesar de la menor absorción de estos papeles.

En barnices en base oleosa (aceite) aplicados en el papel del libro, es recomendable esperar al menos 48 horas desde su aplicación hasta poner el adhesivo en el lomo o lateral del libro (como mínimo 24 horas). Las prisas en algunos casos por servir rápido al cliente hacen que se aplique el adhesivo con el barniz húmedo que aún no ha penetrado completamente en el papel ejerce de antiadherente repeliendo el adhesivo y además los componentes oleosos que contienen reaccionan reblandeciendo al adhesivo.

La tendencia para economizar es la de usar un papel de menor calidad de lo que sería  conveniente y ponerle bastante barniz para que el aspecto brillante le haga parecer de mejor calidad, esto hace que cuando abrimos algunos libros, estos desprenden un fuerte olor a barniz. Esto es contraproducente para las tintas y también para los adhesivos.

Los adhesivos de alta calidad que incorporan resinas hidrogenadas suelen presentar mejores prestaciones que los adhesivos más económicos en estos papeles más difíciles.

Fresado en libros de rústica (tapa blanda no cosidos), el estado de las fresas y fresolines.

Los libros deben ir fresados para aumentar la superficie de contacto de la cola con el lomo y para que penetre mejor dentro de él y así dar más resistencia a las hojas y evitar el arranque fácil. Lo aconsejable es un fresado de unos 6 – 7 mm.

El fresado y rayado del lomo del libro hacen que el adhesivo y el papel formen un bloque uniforme muy difícil de quebrar al abrir incluso formando 180ºC con el libro (tocar portada con contraportada). Si no usamos los fresolines y/o fresas la penetración del adhesivo es menor y al forzar podemos llegar a romper o el adhesivo o el papel de la tapa, debido a la falta de unión del adhesivo con el borde de las hojas.

Recomendamos usar fresas y fresolines en todos los libros no cosidos, sea cual sea el tamaño del lomo, ya que esto genera mayor unión del adhesivo con el lomo y con la tapa y proporciona mayor resistencia al libro en todos los aspectos.

Las fresas mal afiladas no producen un corte limpio y se reduce la penetración del adhesivo notablemente. Es recomendable sustituirlas cuando se aprecie que el corte no es nítido (parece que rompe en lugar de cortar). Si se afilan debe ser con algún sistema eficaz como los que se hacen con chorro de arena a presión.

La temperatura del adhesivo es importante, así como su viscosidad, ya que cuanto más fluido es, mejor penetra en los orificios producidos por las fresas y los rayados de los fresolines, consiguiendo así una unión más fuerte entre adhesivo y papel.

Una pobre penetración del adhesivo en el lomo hace que el adhesivo sea más fácil de romper al plegar el libro.

Cantidad de adhesivo aplicado. Lomo muy ancho o muy estrecho.

Cuanto mayor es la cantidad de adhesivo aplicada, ya sea porque el lomo es muy ancho o porque queremos poner un poco más de grosor, más tarda en enfriarse, es decir, el tiempo abierto será un poco superior. En estos casos se debería bajar un poco la temperatura del adhesivo.

La cantidad de adhesivo recomendable en la mayoría de libros está entre 1,0 – 2,0 mm, aunque lo más normal es entre 0,9 – 1,5 mm.

Cantidades inferiores tienen tendencia a que se despeguen las hojas con más facilidad.

Si el lomo es muy grande (ancho y/o largo considerable) el consumo de cola es grande y por tanto hemos de aumentar la temperatura de pre-colero hasta una temperatura muy similar a la del colero. Si no es así, al tener un consumo alto de cola no le da tiempo suficiente a llegar a la temperatura prefijada en el equipo y al tener menor temperatura será más viscosa con lo que la penetración entre los pliegos o el fresado será inferior.

La mayor parte de adhesivos hotmelt para lomos incluida la Goma Soli L-94, entre los 160º-180º C penetran en el papel y en la fibra del hilo, y su composición garantiza que la adhesión y la cohesión del adhesivo sea correcta para mantener el lomo perfectamente pegado. Pero hemos de pensar que el hecho de tener programada una temperatura determinada en la máquina eso no significa que la temperatura real del adhesivo se la misma, sobre todo si tenemos un consumo elevado.

Debido al elevado consumo de adhesivo que tiene un libro de lomo muy ancho, es preferible ir añadiendo continuamente adhesivo al colero en pequeñas cantidades  ya que si en un momento dado adicionamos mucho adhesivo de una vez, la temperatura bajará y de esta forma, el adhesivo pierde la facilidad de penetración (humectación) en el soporte. Por ello, el pre-colero se ha de poner prácticamente a la misma temperatura que el colero para evitar bajadas de dicha temperatura.

En esos casos de bajada de temperatura, se obtendrá que el adhesivo se ha aplicado a temperatura inferior a la recomendable para la impregnación correcta del papel e hilo para un perfecto pegado del lomo. Esto puede ocurrir de forma puntual si se añade mucho adhesivo frío al colero o en una para de máquina y/o al disminuir la velocidad de máquina o por algún motivo similar.

Recomendamos en libros de ancho considerable y en especial para los de papel barnizado o estucado poner el colero y el pre-colero (pre-fusor) a la misma temperatura. Si es invierno a 180-185ºC y en verano a 175-180ºC.

Paradas de máquina inesperadas

En paradas y en bajadas de velocidad de la máquina de encuadernación se alarga el tiempo de pegado del adhesivo ya que se tarda más en poner la tapa y presionar el adhesivo contra el lomo, por lo que suele estar más frío y la penetración en el papel es peor. Se sobrepasa normalmente el valor de tiempo abierto del adhesivo.

Lo ideal es retirar los libros de las paradas de máquina y si es posible volverlos a pasar por la encuadernadora.

Punto de reblandecimiento del adhesivo hotmelt

Cuanto más alto es el punto de reblandecimiento de un adhesivo hotmelt, más corto es su tiempo abierto. En general es así, aunque influyen algunos otros factores.

Cuanto más lejos está el punto de reblandecimiento de la temperatura de aplicación, más tarda en llegar a solidificar por tanto su tiempo abierto es mayor.

Somos especialistas en adhesivos a medida para la encuadernación de libros, tanto en hotmelt como en base acuosa y podemos adaptarnos a sus necesidades.

Si no se tiene una planta de encuadernación con la temperatura constante durante todo el año, lo ideal es escoger un adhesivo hotmelt con un tiempo abierto medio-corto para poder jugar con las temperaturas y adaptarse a las condiciones de máquina y de temperatura ambiente.

Si cogemos un adhesivo de tiempo abierto muy corto nos irá muy bien durante las épocas calurosas pero nos puede dar problemas en invierno o a velocidades bajas de encuadernación.

Si se coge una adhesivo con tiempo abierto muy largo, nos pasará al contrario, en invierno nos funcionará muy bien, pero en verano llegará blando a la zona de corte (cuchillas o trilaterales) y dará problemas de ensuciamiento e incluso se puede llegar a mover el lomo y deformarse.

Si tiene alguna pregunta o duda sobre estos temas, pueden hacerla llegar en colcar@productoscolcar.com y será un placer ayudarles.